farmaco.es.

farmaco.es.

Los pros y los contras de los antimicóticos orales vs. tópicos

Los pros y los contras de los antimicóticos orales vs. tópicos

Los antimicóticos se utilizan para tratar las infecciones fúngicas que pueden afectar a diferentes partes del cuerpo. Estas infecciones pueden ser causadas por levaduras y hongos y pueden ser molestas y dolorosas. Para tratar estas infecciones, se utilizan dos tipos principales de medicamentos: los antimicóticos orales y los tópicos. A continuación, vamos a discutir las ventajas y desventajas de cada tipo de medicamento.

Antimicóticos orales

Los antimicóticos orales son medicamentos que se toman por vía oral para tratar infecciones fúngicas. Estos medicamentos se absorben en el torrente sanguíneo y se distribuyen por todo el cuerpo. A diferencia de los medicamentos tópicos, los antimicóticos orales simplemente no funcionan en el punto de contacto, en lugar de eso, se difunden en el cuerpo para combatir la infección en todas las áreas afectadas.

Pros

Los antimicóticos orales son muy efectivos para tratar infecciones fúngicas profundas que pueden ser difíciles de alcanzar con medicamentos tópicos. También pueden tratar infecciones fúngicas en áreas grandes o múltiples del cuerpo. La ventaja más grande de los antimicóticos orales es que son eficaces en un tratamiento único, lo que significa que no necesitas seguir tomando el medicamento por un período prolongado para obtener resultados.

Desventajas

Aunque los antimicóticos orales son eficaces, pueden tener efectos secundarios significativos. Algunos pacientes pueden experimentar dolores de cabeza, mareos, e irritación estomacal. En casos raros, los pacientes pueden sufrir una reacción alérgica severa. Además, el uso prolongado de antimicóticos orales puede causar daño hepático y puede tener un impacto negativo en la salud intestinal.

Antimicóticos tópicos

Los antimicóticos tópicos son cremas, lociones, polvos, aerosoles y champús que se aplican directamente en la piel para tratar las infecciones fúngicas. Estos tipos de medicamentos trabajan en el punto de contacto y no se absorben en la corriente sanguínea.

Pros

La ventaja más grande de los antimicóticos tópicos es que no tienen los efectos secundarios negativos que los antimicóticos orales pueden causar. También son muy efectivos en el tratamiento de infecciones fúngicas superficiales y son una buena opción para las personas con diabetes que se enfrentan a infecciones en los pies u otras áreas pero que no quieren utilizar medicamentos orales.

Desventaja

Por otro lado, los antimicóticos tópicos pueden ser menos efectivos para combatir infecciones fúngicas más profundas en el cuerpo que no están limitadas a un solo lugar. También tienen el inconveniente de necesitar una aplicación continua sobre un período prolongado de tiempo para obtener resultados.

Conclusión

En resumen, la elección entre antimicóticos orales y tópicos dependerá de la ubicación y la gravedad de la infección. Si la infección es superficial, un antimicótico tópico sería suficiente para curarla, pero si la infección es profunda, el uso de un antimicótico oral sería la mejor opción aunque con los efectos secundarios que estos puedan traer, por lo cuál su elección también dependerá del historial médico del paciente y de su capacidad de tolerancia a los mismos.

En cualquier caso, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar cualquier tipo de medicamento antifúngico para asegurarse de que está recibiendo el tratamiento adecuado. Siempre es mejor ser seguro que arrepentido.