farmaco.es.

farmaco.es.

Medicamentos laxantes: ¿Qué son y cómo actúan?

Los medicamentos laxantes son uno de los tratamientos más comunes para la constipación, una afección que afecta a millones de personas en todo el mundo. Los laxantes trabajan para aumentar el movimiento intestinal, suavizar las heces y hacer que sea más fácil para una persona tener un movimiento regular de intestino. Existen muchos tipos diferentes de medicamentos laxantes en el mercado, cada uno con su propia forma de actuar. En este artículo, analizaremos los diferentes tipos de laxantes, cómo funcionan y cuáles son los riesgos y las precauciones necesarias al usarlos.

Laxantes osmóticos

Los laxantes osmóticos funcionan como un imán para el agua y las sales. Estos laxantes actúan para atraer agua al colon y hacer que las heces sean más fáciles de pasar. Algunos ejemplos de laxantes osmóticos son MiraLAX, lactulosa y polisorbato. Estos laxantes se administran por vía oral y pueden tardar entre 12 y 72 horas en hacer efecto. Los efectos secundarios comunes incluyen dolor abdominal, náuseas y diarrea.

Laxantes emolientes

Los laxantes emolientes son laxantes suavizantes de las heces. Estos laxantes trabajan para ablandar las heces y lubricar el tracto intestinal. Los laxantes emolientes son útiles para personas que tienen problemas para defecar debido a la sequedad del intestino. Algunos ejemplos de laxantes emolientes son aceite mineral y docusato sódico. Estos laxantes se administran por vía oral y pueden tardar entre 6 y 12 horas en hacer efecto. Los efectos secundarios comunes incluyen diarrea, dolor abdominal y náuseas.

Laxantes estimulantes

Los laxantes estimulantes son laxantes que actúan directamente sobre el colon. Los laxantes estimulantes trabajan para aumentar las contracciones del colon y para hacer que las heces sean más fáciles de pasar. Algunos ejemplos de laxantes estimulantes son bisacodilo y senósidos. Estos laxantes se administran por vía oral y pueden tardar entre 6 y 12 horas en hacer efecto. Los efectos secundarios comunes incluyen dolor abdominal, náuseas y diarrea.

Laxantes a granel

Los laxantes a granel se administran para aumentar el volumen de las heces. Estos laxantes actúan para absorber agua y aumentar la masa de las heces. Algunos ejemplos de laxantes a granel son Metamucil y Citrucel. Estos laxantes se administran por vía oral y pueden tardar entre 12 y 72 horas en hacer efecto. Los efectos secundarios comunes incluyen dolor abdominal, náuseas y diarrea.

Precauciones necesarias

Es importante tener en cuenta que los medicamentos laxantes no son una cura para la constipación. A menudo, son solo una solución a corto plazo y no deben usarse con demasiada frecuencia, ya que pueden dañar el intestino y alterar el equilibrio de bacterias intestinales. También es importante recordar que cada tipo de laxante tiene sus propios riesgos y precauciones necesarias al usarlos, tales como la restricción en su uso para mujeres embarazadas.

Resumen

Los medicamentos laxantes son una solución común a la constipación y trabajan para aliviar el estreñimiento y suavizar las heces. Hay varios tipos diferentes de laxantes que actúan de maneras únicas, como los osmóticos, los emolientes, los estimulantes y los a granel. Es importante tener precaución al usar cualquier tipo de laxante y recordar que pueden causar efectos secundarios y dañar el tracto intestinal a largo plazo si se usan con demasiada frecuencia. Siempre es importante consultar con un médico antes de probar cualquier nueva medicación laxante, y esto es aún más crítico para aquellas personas que tienen problemas de salud preexistentes.