farmaco.es.

farmaco.es.

Antidepresivos tricíclicos: ¿qué son y cómo funcionan?

Antidepresivos tricíclicos: ¿qué son y cómo funcionan?

Los antidepresivos tricíclicos (ATC) son un tipo de medicamentos que se utilizan para tratar los trastornos depresivos mayores. Estos medicamentos han estado en uso desde la década de 1950 y aunque se han desarrollado otros tratamientos para la depresión, los ATC todavía se utilizan con frecuencia debido a su eficacia probada.

Los ATC deben su nombre a su estructura molecular. Estos medicamentos están formados por tres anillos de carbono separados por grupos funcionales. La estructura tricíclica de los ATC se asemeja a otros medicamentos, como los antihistamínicos y los antipsicóticos, los cuales también se desarrollaron a partir de la estructura de los ATC.

Los ATC funcionan mediante la inhibición de la recaptación de serotonina y norepinefrina en el cerebro. La serotonina y la norepinefrina son neurotransmisores que regulan el estado de ánimo, el apetito y el sueño. Cuando estos neurotransmisores se agotan, puede llevar a la depresión. Los ATC aumentan los niveles de serotonina y norepinefrina en el cerebro, lo que ayuda a mejorar el estado de ánimo y el bienestar en general.

Además de la depresión, los ATC también se utilizan para tratar otros trastornos, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno por estrés postraumático y el trastorno de dolor crónico. Los ATC también se han utilizado en el tratamiento del trastorno bipolar y del trastorno de déficit de atención e hiperactividad.

Aunque los ATC son eficaces para el tratamiento de la depresión, tienen algunos efectos secundarios importantes. Algunos de los efectos secundarios comunes incluyen sedación, aumento de peso, sequedad de boca, visión borrosa, estreñimiento y dificultades para orinar. Además, los ATC tienen un alto potencial de causar sobredosis, lo que puede llevar a problemas cardiovasculares y neurológicos.

Es importante tener en cuenta que los ATC no son adecuados para todas las personas. Los ATC no deben ser utilizados por personas que tienen antecedentes de enfermedad cardíaca o hipertensión arterial, ya que pueden aumentar el riesgo de problemas cardiovasculares. Los ATC también pueden interactuar con otros medicamentos, como los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), los anticoagulantes y los anticonvulsivos.

En resumen, los antidepresivos tricíclicos son un tipo de medicamentos que se utilizan para tratar los trastornos depresivos mayores. Estos medicamentos funcionan mediante la inhibición de la recaptación de serotonina y norepinefrina en el cerebro. Aunque son eficaces para el tratamiento de la depresión, tienen algunos efectos secundarios importantes y no son adecuados para todas las personas. Si está considerando tomar ATC, consulte con su médico para ver si es el medicamento adecuado para usted.