farmaco.es.

farmaco.es.

Cómo funcionan los antiinflamatorios en el organismo

Introducción

Los antiinflamatorios son fármacos muy utilizados en la medicina para tratar diversas patologías que implican inflamación en el organismo. Estos medicamentos actúan bloqueando algunas enzimas del sistema de respuesta inflamatoria, disminuyendo así los síntomas inflamatorios de la enfermedad. Sin embargo, es importante conocer cómo funcionan exactamente en el organismo para saber cómo utilizarlos de manera adecuada.

Tipo de antiinflamatorios

Existen dos tipos principales de antiinflamatorios: los no esteroideos (AINE) y los esteroideos. Los AINE bloquean las enzimas ciclooxigenasas (COX), responsables de producir prostaglandinas, sustancias involucradas en la respuesta inflamatoria. Por su parte, los esteroides inhiben la producción de moléculas inflamatorias mediante la regulación de la transcripción de genes.

Antiinflamatorios no esteroideos

Los AINE son fármacos que se utilizan para disminuir diferentes síntomas asociados con inflamaciones. Entre ellos se encuentran el dolor, la fiebre y la inflamación. Los AINE más comunes son la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno. La aspirina es uno de los fármacos antiinflamatorios más usados por su capacidad de disminuir tanto el dolor como la inflamación. Actúa bloqueando la COX-1 y la COX-2, lo que impide la producción de prostaglandinas y otros mediadores proinflamatorios. El ibuprofeno, al igual que la aspirina, bloquea la COX-1 y la COX-2, pero de manera más selectiva. Aunque este medicamento no se usa para tratar la inflamación crónica, es muy efectivo en la disminución de la inflamación aguda. El naproxeno tiene una función similar al ibuprofeno ya que también bloquea la COX-1 y la COX-2. Sin embargo, tiene una acción más prolongada y su efecto analgésico es más fuerte.

Antiinflamatorios esteroideos

En contraposición a los AINE, los antiinflamatorios esteroideos son fármacos que actúan sobre la inflamación crónica persistente. Este tipo de inflamación se produce cuando el sistema inmunológico no puede controlar la respuesta inflamatoria y la inflamación persiste durante mucho tiempo. Los corticosteroides son los antiinflamatorios esteroideos más utilizados para tratar esta inflamación crónica. Estos medicamentos se administran por vía oral, inhalatoria o mediante inyección. Los corticosteroides actúan sobre la inflamación interrumpiendo las vías de señalización inflamatorias. Al impedir la producción de moléculas inflamatorias, los corticosteroides reducen los síntomas asociados con la inflamación crónica, como la hinchazón y el dolor.

Efectos secundarios de los antiinflamatorios

A pesar de que los antiinflamatorios son medicamentos efectivos y ampliamente utilizados, también tienen algunos efectos secundarios. Los AINE pueden provocar problemas gastrointestinales como dolor abdominal, náuseas y vómitos. También pueden aumentar el riesgo de úlceras gástricas y hemorragias. Por su parte, los corticosteroides pueden provocar una variedad de efectos secundarios, como aumento de peso, hinchazón, aumento de la presión arterial y debilidad muscular. Además, estos medicamentos también pueden aumentar el riesgo de infecciones.

Conclusiones

Los antiinflamatorios son medicamentos muy efectivos para tratar la inflamación en el organismo. Sin embargo, es importante utilizarlos bajo supervisión médica debido a los efectos secundarios que pueden provocar. Los AINE son utilizados para tratar la inflamación aguda, mientras que los corticosteroides se utilizan para tratar la inflamación crónica. Conocer cómo funcionan estos medicamentos y sus efectos secundarios es fundamental para su uso adecuado.