farmaco.es.

farmaco.es.

Conoce los efectos secundarios de los antiinflamatorios

Introducción

Los antiinflamatorios son una clase de medicamentos que se utilizan para tratar diversas dolencias, desde dolores de cabeza y fiebre hasta enfermedades crónicas como la artritis. A pesar de su eficacia en el tratamiento del dolor y la inflamación, estos medicamentos pueden causar efectos secundarios en algunos pacientes. En este artículo, exploraremos los efectos secundarios de los antiinflamatorios de venta libre y con receta, y cómo reducir el riesgo de sufrirlos.

Tipo de antiinflamatorios

Los antiinflamatorios se pueden clasificar en dos categorías: los no esteroideos (AINES) y los esteroides. Los AINES incluyen medicamentos como el ibuprofeno, el naproxeno y el ácido acetilsalicílico (aspirina). Estos medicamentos trabajan bloqueando una enzima llamada ciclooxigenasa (COX), la cual produce sustancias químicas en el cuerpo que causan dolor e inflamación. Los esteroides, por otro lado, son medicamentos que actúan reduciendo la inflamación del cuerpo en niveles más profundos que los AINES. Son más comúnmente usados por periodos cortos para tratar enfermedades como el asma y la artritis.

Efectos secundarios comunes de los AINES

Los AINES son conocidos por ser efectivos en el tratamiento del dolor y la inflamación, pero también son conocidos por causar efectos secundarios. Los efectos secundarios comunes de los AINES incluyen: - Dolor de estómago: Los AINES pueden irritar el revestimiento del estómago, y esto puede causar dolor de estómago, náuseas y otros problemas gastrointestinales. - Sangrado gastrointestinal: Los AINES pueden causar úlceras estomacales y hemorragias gastrointestinales. Esto es especialmente cierto para personas mayores de 65 años, quienes son más propensas a sufrir efectos secundarios graves. - Daño renal: Los AINES pueden causar daño en los riñones si se usan por periodos prolongados o en dosis altas. - Aumento de la presión arterial: Los AINES pueden causar un aumento en la presión arterial si se usan por periodos prolongados o en dosis altas. - Alergias: Los AINES pueden causar reacciones alérgicas en algunas personas. Esto es especialmente cierto para personas con asma. - Daño hepático/Fracaso hepático: No es común, pero algunos AINES pueden causar daño hepático o fracaso hepático en casos extremos.

Cómo reducir el riesgo de efectos secundarios comunes

Es importante usar los AINES con precaución y bajo la supervisión de un médico. Para reducir el riesgo de sufrir efectos secundarios comunes, se recomienda: - Usar la dosis más baja posible durante el menor tiempo posible. - No tomar más de un medicamento que contenga AINES al mismo tiempo. - No tomar AINES antes de una cirugía. - Tomar los AINES con alimentos o leche para reducir la irritación del estómago. - Evitar el alcohol mientras se toma AINES, ya que esto aumenta el riesgo de hemorragias gastrointestinales. - Tomar los AINES con precaución si se tiene insuficiencia renal o hepática. - Hablar con su médico si se está tomando cualquier otro medicamento para reducir el riesgo de interacciones medicamentosas.

Efectos secundarios comunes de los esteroides

Aunque los esteroides son menos comunes en el tratamiento de enfermedades menores, son mucho más comunes en el tratamiento de enfermedades autoinmunes y enfermedades crónicas. Los efectos secundarios comunes de los esteroides incluyen: - Aumento de peso: Los esteroides pueden hacer que aumentes de peso debido a la retención de líquidos y otros factores. - Dificultad para dormir: Los esteroides pueden causar insomnio y otros problemas del sueño. - Aumento del apetito: Los esteroides pueden aumentar el apetito y hacer que comas más de lo normal. - Cambios de humor: Los esteroides pueden causar cambios de humor y depresión. - Dolor de cabeza: Los esteroides pueden causar dolores de cabeza y migrañas. - Hipertensión arterial: Los esteroides pueden aumentar la presión arterial.

Cómo reducir el riesgo de efectos secundarios comunes

Al igual que con los AINES, es importante usar los esteroides bajo la supervisión de un médico y seguir todas las instrucciones cuidadosamente. Para reducir el riesgo de efectos secundarios comunes, se recomienda: - Tomar la dosis prescrita por el médico y no excederla. - No dejar de tomar los esteroides de manera abrupta, sino disminuyendo gradualmente la dosis bajo supervisión médica. - Hacer cambios saludables en la dieta y el estilo de vida para minimizar el aumento de peso y reducir el riesgo de otros efectos secundarios. - Hablar con el médico sobre otros medicamentos que se estén tomando para reducir el riesgo de interacciones medicamentosas. - Controlar la presión arterial y otros signos vitales regularmente.

Conclusión

Los antiinflamatorios son una herramienta útil en el tratamiento de diversas dolencias, pero también pueden causar efectos secundarios potencialmente graves. Es importante usar estos medicamentos con precaución y siempre bajo la supervisión de un médico. Siempre informe a su médico sobre cualquier otro medicamento que esté tomando, y siga todas las instrucciones cuidadosamente. Con buenos hábitos de medicación y un estilo de vida saludable, se puede minimizar el riesgo de efectos secundarios y obtener los beneficios que estos medicamentos pueden proporcionar.