farmaco.es.

farmaco.es.

Hipertensión arterial y embarazo: Tratamiento con antihipertensivos

Hipertensión arterial y embarazo: Tratamiento con antihipertensivos

La hipertensión arterial es una patología que se caracteriza por el aumento de la presión sanguínea en las arterias. En el caso de las mujeres embarazadas, esta enfermedad puede ser aún más peligrosa, ya que puede afectar al crecimiento del feto y aumentar el riesgo de complicaciones en el parto. Por eso, en este artículo te explicaremos cómo tratar la hipertensión arterial durante el embarazo con antihipertensivos.

¿Qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial es una patología que se caracteriza por el aumento de la presión sanguínea en las arterias. Se considera hipertensión arterial cuando la presión sistólica (la máxima) es igual o superior a 140 mmHg, y/o la presión diastólica (la mínima) es igual o superior a 90 mmHg. Esta enfermedad puede ser asintomática durante los primeros años, pero con el tiempo puede ocasionar problemas graves como enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, entre otros.

¿Cuáles son las causas de la hipertensión arterial durante el embarazo?

La hipertensión arterial en el embarazo puede aparecer en mujeres que ya sufrían de esta patología antes de quedar embarazadas o pueden aparecer durante la gestación en mujeres que no tenían antecedentes. Las causas pueden ser varias, entre ellas se encuentran:

- Preeclampsia: La preeclampsia es una complicación durante el embarazo que se define por la aparición de hipertensión arterial (presión arterial igual o superior a 140/90 mmHg) y de proteína en la orina después de la semana 20 de gestación.

- Toxemia: Es una complicación del embarazo que se caracteriza por la elevación de la presión arterial, la aparición de edema y la presencia de proteínas en la orina.

- Diabetes gestacional: La diabetes gestacional también puede producir hipertensión arterial durante el embarazo.

- Obesidad: Las mujeres que sufren de obesidad pueden tener más riesgo de desarrollar hipertensión arterial durante el embarazo.

- Embarazos múltiples: En los embarazos múltiples, el aumento del volumen sanguíneo necesario para el crecimiento de los fetos puede aumentar la presión arterial.

Tratamiento de la hipertensión arterial en el embarazo con antihipertensivos

El tratamiento de la hipertensión arterial en el embarazo es muy importante, ya que puede afectar al crecimiento del feto y aumentar el riesgo de complicaciones en el parto. Los antihipertensivos son medicamentos que se utilizan para reducir la presión arterial en personas con hipertensión arterial. En el caso de las mujeres embarazadas, los antihipertensivos también pueden ser utilizados para prevenir la aparición de preeclampsia.

Los antihipertensivos recomendados durante el embarazo son:

- Alfa metildopa: Es el antihipertensivo más utilizado durante el embarazo. Actúa sobre el sistema nervioso central, disminuye la resistencia periférica y reduce la presión arterial.

- Nifedipino: Es un fármaco que pertenece a la familia de los bloqueadores de los canales de calcio, que relaja la musculatura de las arterias periféricas y disminuye la resistencia periférica, lo que reduce la presión arterial.

- Labetalol: Este fármaco es un bloqueador beta y alfa adrenérgico, que reduce la presión arterial sin afectar negativamente al feto.

- Metoprolol: También es un bloqueador beta adrenérgico, que disminuye la presión arterial.

En cualquier caso, el tratamiento debe ser siempre individualizado y prescrito por un especialista en ginecología o por un cardiólogo, en función de la evolución de cada paciente.

Conclusión

La hipertensión arterial durante el embarazo puede representar un peligro para la salud de la madre y el feto. Es importante prevenir su aparición mediante una alimentación saludable, ejercicio físico moderado y visitas regulares al médico. En el caso de que se presente hipertensión arterial, es fundamental el seguimiento médico y el tratamiento con antihipertensivos, para reducir los riesgos y garantizar una gestación segura. Si estás embarazada y padeces hipertensión arterial, no dudes en contactar a tu médico de confianza.