farmaco.es.

farmaco.es.

Inmunosupresores y vacunación: ¿Qué debes saber?

Inmunosupresores y vacunación: ¿Qué debes saber?

Inmunosupresores y vacunación: ¿Qué debes saber?

La inmunosupresión es la supresión o disminución de la respuesta inmunitaria que puede ser inducida por una variedad de formas que incluyen fármacos inmunomoduladores, enfermedades, técnicas de radioterapia o trasplante de órganos. Es importante tener en cuenta que cualquier forma de inmunosupresión puede tener implicaciones en la respuesta inmunológica frente a una vacuna.

La vacunación es una forma importante de prevención de enfermedades infecciosas. Sin embargo, en pacientes inmunocomprometidos, como aquellos que reciben terapia inmunosupresora, la eficacia de las vacunas puede ser menor y existe un mayor riesgo de efectos secundarios graves.

En este artículo revisaremos la interacción entre inmunosupresores y las vacunas y proporcionaremos recomendaciones para la administración segura y eficaz de vacunas en pacientes que reciben terapia inmunosupresora.

Inmunosupresión

La inmunosupresión puede ser inducida por una variedad de agentes, como fármacos, enfermedades y técnicas de radioterapia.

Los fármacos inmunosupresores son ampliamente utilizados en el tratamiento de enfermedades autoinmunitarias, enfermedades inflamatorias, enfermedades trasplantadas y enfermedades malignas.

Los fármacos inmunosupresores pueden actuar inhibiendo la activación del sistema inmunitario, suprimiendo la respuesta inmune y / o disminuyendo la función de los leucocitos y la producción de anticuerpos.

La administración de fármacos inmunosupresores también puede tener consecuencias en las respuestas inmunológicas frente a las vacunas.

Vacunación en pacientes inmunocomprometidos

La vacunación en pacientes inmunocomprometidos puede traer ciertos desafíos, ya que estos pacientes pueden tener mayores tasas de enfermedades infecciosas y complicaciones.

Existen algunas condiciones que pueden requerir que un paciente inmunodeficiente no reciba una vacuna, como una inmunosupresión intensiva o una historia previa de anafilaxia.

En algunos casos, puede ser necesario ajustar la dosis de una vacuna para garantizar una respuesta inmunológica adecuada.

¿Cómo interactúan los inmunosupresores con las vacunas?

La interacción entre los inmunosupresores y las vacunas es compleja y puede depender de la enfermedad subyacente del paciente y del tipo de inmunosupresor utilizado.

Los inmunosupresores pueden afectar la eficacia de las vacunas, ya que reducen la capacidad del sistema inmunológico para producir anticuerpos contra los antígenos de la vacuna.

Efectos de los inmunosupresores en las vacunas

Los efectos de los tratamientos inmunosupresores en las vacunas difieren según el tipo de tratamiento.

Los corticosteroides, por ejemplo, pueden reducir la producción de anticuerpos que produce el sistema inmunológico, lo que resulta en una menor respuesta a la vacuna.

Los inmunosupresores biológicos, como los anticuerpos monoclonales y los antagonistas del receptor de interleucina, pueden afectar directamente las células inmunes, reduciendo la producción de anticuerpos y la respuesta inmunológica.

Inmunosupresores y vacunas vivas atenuadas

Las vacunas vivas atenuadas contienen una forma debilitada del patógeno que no puede causar enfermedad en pacientes con un sistema inmunológico normal.

Sin embargo, estos pacientes pueden estar en mayor riesgo de desarrollar enfermedades graves al recibir vacunas vivas atenuadas durante la inmunosupresión.

Los pacientes que reciben inmunosupresores deben evitarse las vacunas vivas atenuadas, ya que pueden suponer un riesgo para la salud.

Recomendaciones para la vacunación en pacientes inmunocomprometidos

Los pacientes que reciben tratamiento inmunosupresor deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones antes de recibir cualquier vacuna:

- Comunica a tu médico que estás tomando fármacos inmunosupresores y explícale tu historial médico antes de recibir cualquier vacuna.
- Algunas vacunas pueden ser necesarias para prevenir enfermedades graves, incluso en pacientes inmunocomprometidos. Consulta con tu médico si debes recibir la vacuna.
- No rechaces una vacuna íntegra sin consultar a tu médico, pero asegúrate de que la vacuna es segura para ti y que se puede administrar de manera segura en combinación con tus medicamentos inmunosupresores.
- Si recibes inmunosupresores, debes evitar las vacunas vivas atenuadas, ya que estas vacunas pueden causar una enfermedad grave en pacientes inmunocomprometidos.
- En algunos casos, puede ser necesario aumentar el ciclo de vacunación o modificar la dosis de la vacuna para garantizar una respuesta inmunológica adecuada.

La administración efectiva y segura de vacunas en pacientes inmunocomprometidos requiere una evaluación cuidadosa. Los pacientes que reciben tratamiento inmunosupresor deben trabajar con su médico para determinar su estado inmunológico y el riesgo asociado con cada vacuna.

En resumen, a pesar de que la inmunosupresión puede impactar negativamente en la eficacia de las vacunas, no está contraindicada en su administración en estos pacientes. Los pacientes que reciben tratamiento con inmunosupresores deben consultar con su médico qué vacunas deben recibir y cómo se les pueden administrar de manera segura. La vacunación es una parte importante de la prevención de enfermedades infecciosas, incluso en pacientes inmunocomprometidos.