farmaco.es.

farmaco.es.

Laxantes para pacientes con colon irritable

Laxantes para pacientes con colon irritable

El colon irritable es una afección crónica que afecta al sistema digestivo. Se caracteriza por presentar dolor abdominal, cambios en la frecuencia y consistencia de las deposiciones y otras manifestaciones sintomáticas. Los pacientes con colon irritable pueden experimentar dificultades para evacuar las heces con regularidad, lo que puede ocasionar una serie de complicaciones. Para aliviar los síntomas del colon irritable, los médicos pueden recetar laxantes. En este artículo, se explicará qué son los laxantes, cómo funcionan y qué tipos de laxantes son adecuados para los pacientes con colon irritable.

¿Qué son los laxantes?

Los laxantes son fármacos que se utilizan para acelerar el tránsito intestinal y favorecer la evacuación de las heces. Hay varios tipos de laxantes, que se clasifican según su acción en el intestino y su mecanismo de acción.

Laxantes de contacto

Los laxantes de contacto son aquellos que ejercen su acción directamente en el colon. Estos fármacos actúan aumentando la cantidad de agua en las heces, lo que ablanda las deposiciones y facilita su evacuación. Los laxantes de contacto se dividen en tres subtipos:

- Laxantes a base de fibra: Estos fármacos contienen fibra soluble e insoluble que aporta volumen a las heces, estimulando el movimiento peristáltico del intestino. Las plantas psyllium, inulina, goma guar y otros son fuentes importantes de fibra presente en los suplementos de fibra que se utilizan como laxantes.

- Lubricantes: Estos fármacos ablandan las heces y facilitan su paso por el colon al lubricar el tubo intestinal. El aceite mineral es uno de los lubricantes utilizados en estos productos.

- Enemas: Los enemas son un tipo especial de laxante de contacto que se administra en el recto por medio de un tubo. Este tipo de laxante se utiliza para casos más severos de estreñimiento.

Laxantes osmóticos

Los laxantes osmóticos se enfocan en atraer agua al intestino para ablandar las heces y facilitar su paso. Algunos ejemplos de este tipo de laxantes son el lactulosa, lactitol, polietilenglicol (PEG) y los fosfatos. Los laxantes osmóticos no se absorben en el intestino y por lo tanto no afectan al cuerpo de ninguna otra forma.

Laxantes estimulantes

Los laxantes estimulantes son fármacos que funcionan como un estimulante para los músculos del colon. Esto puede hacer que el colon se contraiga con mayor fuerza, lo que ayuda a mover las heces a través del intestino. Los laxantes estimulantes se utilizan comúnmente para el estreñimiento crónico y la constipación.

¿Qué tipo de laxantes son adecuados para los pacientes con colon irritable?

Para los pacientes con colon irritable, los laxantes de elección son aquellos que proporcionan una estimulación suave y minimizan la irritación del intestino. Los laxantes suaves pueden aliviar los síntomas de estreñimiento sin provocar efectos secundarios adversos.

Los laxantes a base de fibra son generalmente los más recomendados para personas con colon irritable. La fibra soluble o alimentos ricos en fibra pueden ayudar a mejorar el movimiento peristáltico del intestino, aliviar el estreñimiento y reducir los niveles de gases pudiendo ser e incluso efectivos a largo plazo. Se recomienda un aumento progresivo del consumo de fibra y ajustarlo al efecto deseado para evitar gases intensos o diarreas.

Los enemas solo deben usarse con precaución en caso de no haber respuesta a los cambios de hábitos alimenticios o a los cambios en la ingesta de agua.

En resumen, hay una variedad de opciones de laxantes para pacientes con colon irritable. Los laxantes recomendados a menudo incluyen fibras, alimentos ricos en fibra y suplementos, así como cambios en la dieta y la ingesta de agua. Es importante consultar siempre a un médico antes de comenzar cualquier tratamiento para el colon irritable.