farmaco.es.

farmaco.es.

Laxantes para personas con problemas digestivos

Laxantes para personas con problemas digestivos
Los problemas digestivos son una preocupación frecuente entre la población. Muchas personas experimentan malestar estomacal, náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento en algún momento de sus vidas. En esta ocasión, nos centraremos en éste último punto y hablaremos sobre los laxantes para personas con problemas digestivos.

¿Qué son los laxantes?

Los laxantes son sustancias o medicamentos que se utilizan para aliviar el estreñimiento. Actúan de diferentes formas según su presentación, pudiendo ser pastillas, supositorios, líquidos, té o dulces. Básicamente, su función es estimular los movimientos intestinales y ablandar las heces para facilitar su evacuación.

Causas del estreñimiento

Antes de hablar sobre los distintos tipos de laxantes, es necesario conocer las causas del estreñimiento. Entre las más comunes se encuentran:
  • Falta de fibra en la dieta
  • Baja ingesta de líquidos
  • Falta de actividad física
  • Cambios en la rutina alimentaria o horaria
  • Estrés y ansiedad
  • Enfermedades del tracto gastrointestinal
  • Ciertos medicamentos que pueden causar estreñimiento como los opiáceos, antidepresivos, antiácidos o antihipertensivos

Tipos de laxantes

Existen diferentes tipos de laxantes que se utilizan para tratar el estreñimiento según su mecanismo de acción:

Laxantes osmóticos

Los laxantes osmóticos actúan mediante la retención de agua en el intestino, lo que aumenta el volumen de las heces y estimula las contracciones intestinales para su expulsión. Son útiles para el estreñimiento ocasional y no deben utilizarse a largo plazo. Los más frecuentes son el lactulosa, el sulfato de magnesio y el polietilenglicol.

Laxantes estimulantes

Los laxantes estimulantes actúan sobre las terminaciones nerviosas en el intestino, provocando contracciones que aceleran el tránsito intestinal y ablandan las heces. Son útiles para el estreñimiento crónico, pero su uso prolongado puede dañar el colon y generar resistencia. Los más comunes son la bisacodil, la senósidos y el aceite de ricino.

Laxantes ablandadores de heces

Los laxantes ablandadores de heces actúan mediante la lubricación y ablandamiento de las heces para facilitar su evacuación. Son útiles para el estreñimiento crónico y en pacientes que no deben esforzarse al defecar. Los más frecuentes son los aceites minerales y la glicerina.

Laxantes formadores de masa

Los laxantes formadores de masa actúan mediante la aglutinación y acumulación de agua en las heces, formando una masa más grande y suave que estimula el reflejo de la defecación. Son útiles en el estreñimiento crónico y en pacientes con hemorroides o fisuras anales. El más utilizado es el psilio.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Es importante destacar que todos los laxantes deben ser utilizados bajo prescripción médica, ya que su uso prolongado e inadecuado puede generar efectos adversos. Entre las contraindicaciones de los laxantes podemos encontrar:
  • Obstrucción intestinal
  • Abdomen agudo
  • Peritonitis
  • Apendicitis
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Crohn
  • Hemorragia intestinal
Los efectos secundarios más comunes de los laxantes son:
  • Diarrea
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Deshidratación

Recomendaciones finales

Es importante recordar que el uso de laxantes debe ser siempre bajo recomendación y prescripción médica. Para evitar el estreñimiento, se deben incorporar alimentos ricos en fibra y beber suficiente agua a diario. También es importante tener una rutina de actividad física regular y evitar el consumo excesivo de alcohol y cafeína. En caso de presentar estreñimiento, lo más recomendable es consultar a un médico para determinar la causa y el tratamiento más adecuado.