farmaco.es.

farmaco.es.

Los antitusivos más comúnmente recetados para la tos

Los antitusivos más comúnmente recetados para la tos

Enfermarse es algo completamente normal y recurrente en la vida de las personas. A veces lo único que nos aqueja es una tos seca y persistente que puede durar varios días. Es cierto que la tos es un mecanismo que tiene nuestro cuerpo para expulsar todo aquello que nos pueda hacer daño, pero cuando se vuelve tan excesiva que no podemos llevar a cabo nuestras actividades diarias, es necesario recurrir a medicamentos que puedan ayudarnos a mejorar.

En este sentido, los antitusivos son una excelente opción para calmar la tos persistente. Los antitusivos tienen la función de inhibir el reflejo de la tos en el sistema nervioso central y periférico, lo que hace que la necesidad de toser disminuya o incluso desaparezca. Dicho esto, a continuación, vamos a explorar cuáles son los antitusivos más comúnmente recetados por los médicos.

Antitusivos opioides

Los opioides son medicamentos que se utilizan para tratar el dolor, pero también pueden ser utilizados para calmar la tos. Los antitusivos opioides tienen la capacidad de actuar directamente en el cerebro, calmando la necesidad de toser.

Uno de los antitusivos opioides más comúnmente recetados es la codeína. La codeína se encuentra en una gran cantidad de medicamentos para la tos y se prescribe en dosis bajas para tratar la tos seca y persistente. Sin embargo, la codeína tiene efectos secundarios, como somnolencia y estreñimiento.

Dextrometorfano

El dextrometorfano es un antitusivo que actúa en el cerebro, inhibiendo la necesidad de toser. A diferencia de la codeína, el dextrometorfano no tiene efectos secundarios tan fuertes y es una excelente opción para tratar la tos seca.

Este medicamento se encuentra en diferentes presentaciones: jarabe, pastillas, cápsulas y comprimidos de liberación prolongada. Por lo general, se receta en dosis bajas y se recomienda beber abundante agua mientras se está tomando.

Benzonatato

El benzonatato es otro antitusivo que se utiliza para tratar la tos seca y persistente. Actúa directamente en la garganta, adormeciendo los receptores de la tos.

Se encuentra en forma de cápsulas y no es recomendable masticar o triturarlas, ya que pueden producir irritación en la boca y la garganta. Una de las ventajas del benzonatato es que no produce efectos secundarios como somnolencia o estreñimiento.

Combinación de antitusivos

En algunos casos, los médicos pueden recomendar la combinación de diferentes antitusivos para tratar la tos. Por ejemplo, una posible combinación podría ser la de dextrometorfano y guaifenesina.

La guaifenesina es un expectorante que ayuda a aflojar la mucosidad acumulada en los pulmones, lo que facilita su eliminación. Junto con el dextrometorfano, se puede obtener un tratamiento más completo para la tos seca y persistente.

Es importante tener en cuenta que la combinación de diferentes antitusivos debe ser recetada por un médico, ya que puede producir efectos secundarios y ser contraproducente.

Conclusión

En definitiva, la tos persistente y molesta puede ser tratada eficazmente con los antitusivos. Es importante seguir las recomendaciones del médico a la hora de tomarlos y no exceder las dosis recomendadas.

La codeína, el dextrometorfano y el benzonatato son los antitusivos más comúnmente recetados para tratar la tos seca y persistente. Cada uno tiene sus propias ventajas y desventajas, por lo que es importante informarse adecuadamente antes de tomarlos.

Recuerda que si presentas tos persistente por más de 1 semana, fiebre, dolor en el pecho o dificultad para respirar, debes acudir de inmediato a un médico para ser evaluado. No te automediques y siempre sigue las recomendaciones de un profesional de la salud.