farmaco.es.

farmaco.es.

¿Pueden los antitusivos tratar la causa subyacente de la tos?

¿Pueden los antitusivos tratar la causa subyacente de la tos?

La tos es una respuesta natural y necesaria del cuerpo para protegerse de infecciones y otras irritaciones en las vías respiratorias. Sin embargo, cuando la tos se vuelve persistente e incómoda, puede afectar significativamente la calidad de vida de una persona. Los antitusivos son uno de los medicamentos más comunes utilizados para tratar la tos, pero ¿pueden estos medicamentos tratar la causa subyacente de la tos?

Antes de responder a esta pregunta, es importante comprender cómo funcionan los antitusivos. Los antitusivos son medicamentos que suprimen la tos al actuar sobre el centro de la tos en el cerebro. Hay dos tipos principales de antitusivos: los opiáceos y los no opiáceos.

Los opiáceos, como la codeína y la hidrocodona, son los antitusivos más efectivos disponibles. Actúan directamente sobre el centro de la tos en el cerebro, lo que reduce la necesidad de toser. Sin embargo, los opiáceos también tienen efectos secundarios potencialmente peligrosos, como la sedación, la depresión respiratoria y la adicción.

Los no opiáceos, como el dextrometorfano y el benzonatato, actúan de manera similar a los opiáceos, pero sin los efectos secundarios peligrosos. Estos medicamentos son seguros para la mayoría de las personas y se pueden obtener sin receta médica en la mayoría de los países.

Aunque los antitusivos son efectivos para suprimir la tos, no tratan la causa subyacente de la tos. Si la tos está siendo causada por una infección, como un resfriado o una gripe, los antitusivos pueden ayudar a aliviar los síntomas, pero no curarán la infección.

Además, si la tos es causada por una afección subyacente más grave, como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el tratamiento de la causa subyacente es esencial para controlar la tos. En algunos casos, el uso de antitusivos puede ser contraproducente, ya que puede suprimir la tos necesaria para eliminar las secreciones de los pulmones y la garganta.

Es importante hablar con un médico si la tos es persistente o si se acompaña de otros síntomas. Si la tos es causada por una infección, puede ser necesario un tratamiento con antibióticos o antivirales. Si la tos es causada por una afección subyacente, puede ser necesario un tratamiento específico para esa afección.

En resumen, los antitusivos pueden ser útiles para aliviar los síntomas de la tos, pero no tratan la causa subyacente de la tos. Si la tos persiste o se acompaña de otros síntomas, es importante buscar atención médica para identificar y tratar la causa subyacente de la tos. Los antitusivos no deben usarse como una solución a largo plazo para la tos sin la supervisión de un médico.