farmaco.es.

farmaco.es.

Qué son los antitusivos y cómo funcionan

Los antitusivos son medicamentos utilizados para tratar la tos. La tos es una experiencia universal en la vida humana y se trata de un mecanismo de defensa del cuerpo que ayuda a expulsar mucosidad y sustancias irritantes. Sin embargo, la tos también puede ser un síntoma molesto que puede afectar nuestra calidad de vida. En este artículo, vamos a hablar sobre qué son los antitusivos y cómo funcionan.

¿Qué son los antitusivos?

Los antitusivos son medicamentos utilizados para tratar la tos. Se dividen en dos categorías: los antitusivos centrales y los antitusivos periféricos. Los antitusivos centrales actúan en el cerebro, mientras que los periféricos actúan en los receptores nerviosos. Los antitusivos centrales incluyen la codeína y el dextrometorfano. La codeína es un narcótico suave que se utiliza para tratar la tos seca. El dextrometorfano es un antitusivo que no causa somnolencia y se utiliza para tratar la tos seca y productiva. Los antitusivos periféricos incluyen la difenhidramina y la prometazina. La difenhidramina es un antihistamínico que se utiliza para tratar la tos y las alergias. La prometazina es un antihistamínico y un sedante que se utiliza para tratar la tos.

¿Cómo funcionan los antitusivos?

Los antitusivos funcionan reduciendo la tos. Los antitusivos centrales actúan en el cerebro para reducir la actividad en el centro de la tos. Los antitusivos periféricos funcionan bloqueando los receptores nerviosos que desencadenan la tos. En el caso de la codeína, esta actúa en el cerebro para estimular los receptores opioides. Los opioides son un tipo de analgésico que también tienen efectos antitusivos. El dextrometorfano también actúa en el cerebro, pero no es un opiáceo. Esto significa que no causa los efectos secundarios asociados con la codeína, como la sedación y la adicción. La difenhidramina y la prometazina funcionan bloqueando los receptores de histamina. La histamina es una sustancia química liberada durante las reacciones alérgicas que causa inflamación y secreción de moco. Bloqueando los receptores de histamina, los antitusivos periféricos reducen la producción de moco y la irritación que causa la tos.

¿Cuáles son los efectos secundarios de los antitusivos?

Los efectos secundarios de los antitusivos varían según el tipo de medicamento. La codeína y la prometazina son narcóticos suaves y pueden causar somnolencia, mareos y estreñimiento. El abuso de la codeína también puede ser adictivo y tiene un alto potencial de causar sobredosis y muerte. El dextrometorfano no causa somnolencia y es menos adictivo que la codeína. Sin embargo, su uso excesivo puede causar depresión respiratoria, especialmente en personas con trastornos respiratorios preexistentes. La difenhidramina es un antihistamínico que también se utiliza para tratar las alergias y puede causar somnolencia, mareos y boca seca. También puede interactuar con otros medicamentos.

¿Quiénes no deben tomar antitusivos?

Los antitusivos no deben ser tomados por personas con ciertas condiciones médicas, como asma, EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) o trastornos respiratorios preexistentes. También deben evitarse en niños menores de seis años, mujeres embarazadas y lactantes. Además, los antitusivos no deben ser tomados por personas que toman otros medicamentos, como sedantes, tranquilizantes o antidepresivos.

Conclusión

Los antitusivos son medicamentos utilizados para reducir la tos. Actúan reduciendo la actividad en el centro de la tos en el cerebro o bloqueando los receptores nerviosos que desencadenan la tos. Los antitusivos pueden tener efectos secundarios, como somnolencia, mareos y estreñimiento, y no deben ser tomados por personas con ciertas condiciones médicas o que están tomando otros medicamentos. Es importante hablar con un médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento antitusivo.