farmaco.es.

farmaco.es.

¿Qué son los inmunosupresores? - Tipos de inmunosupresores y su uso en el tratamiento de enfermedades autoinmunitarias

¿Qué son los inmunosupresores? - Tipos de inmunosupresores y su uso en el tratamiento de enfermedades autoinmunitarias

Los inmunosupresores son medicamentos que se utilizan para reducir la respuesta del sistema inmunológico del cuerpo. Estos medicamentos se utilizan en el tratamiento de enfermedades autoinmunitarias y en la prevención del rechazo trasplante de órganos.

Hay varios tipos de inmunosupresores que se utilizan en la práctica clínica. Aquí describiremos algunos de los más comunes:

1. Glucocorticoides: los glucocorticoides son una clase de hormonas esteroides que se utilizan como inmunosupresores. Estos fármacos se utilizan comúnmente para tratar enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico. También se utilizan en la prevención del rechazo trasplante de órganos. Los glucocorticoides funcionan inhibiendo la inflamación y la respuesta inmunológica.

2. Inhibidores de calcineurina: los inhibidores de calcineurina se utilizan comúnmente en el tratamiento de enfermedades autoinmunitarias, como la psoriasis y la enfermedad de Crohn. También se utilizan en la prevención del rechazo trasplante de órganos. Los inhibidores de calcineurina funcionan inhibiendo la activación de las células T y la producción de interleucinas.

3. Inhibidores de la síntesis de purina: los inhibidores de la síntesis de purina se utilizan en el tratamiento de enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoide y la esclerodermia. También se utilizan en la prevención del rechazo trasplante de órganos. Los inhibidores de la síntesis de purina funcionan inhibiendo la producción de linfocitos.

4. Anticuerpos monoclonales: los anticuerpos monoclonales son proteínas que se usan para tratar enfermedades autoinmunitarias, como el lupus eritematoso sistémico y la artritis reumatoide. También se utilizan en la prevención del rechazo trasplante de órganos. Los anticuerpos monoclonales funcionan inhibiendo la acción de ciertas células inmunitarias.

5. Agentes citotóxicos: los agentes citotóxicos se utilizan en el tratamiento de enfermedades autoinmunitarias, como la esclerosis múltiple y la polimiositis. También se utilizan en la prevención del rechazo trasplante de órganos. Los agentes citotóxicos funcionan inhibiendo la división celular y la producción de linfocitos.

Es importante tener en cuenta que los inmunosupresores pueden tener efectos secundarios y riesgos asociados. Algunos de estos efectos secundarios comunes incluyen infecciones, supresión de la médula ósea, aumento de los riesgos de cáncer y problemas en el hígado y los riñones. Debido a estos riesgos, los inmunosupresores solo se deben usar bajo la supervisión de un médico.

En resumen, los inmunosupresores son una clase de medicamentos que se utilizan para reducir la respuesta del sistema inmunológico del cuerpo. Estos medicamentos se utilizan en el tratamiento de enfermedades autoinmunitarias y en la prevención del rechazo trasplante de órganos. Hay varios tipos de inmunosupresores, incluyendo glucocorticoides, inhibidores de calcineurina, inhibidores de la síntesis de purina, anticuerpos monoclonales y agentes citotóxicos. Es importante tener en cuenta los efectos secundarios y riesgos asociados con el uso de inmunosupresores y solo usarlos bajo la supervisión de un médico.